Disfunciones en la conducta alimentaria: entorno, contexto y emociones relacionadas

En este artículo, exploraremos la diferencia entre un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) y una disfunción conductual o problema con la comida, así como la gestión de nuestra alimentación durante los periodos entre comidas.

Artículo extraído de una charla sobre la conducta alimentaria.

Diferencia entre un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) y Disfunción Conductual

Los TCA son enfermedades mentales caracterizadas por síntomas y obsesiones relacionadas con el cuerpo y la comida, mientras que las disfunciones conductuales con la comida implican alteraciones en las conductas y relaciones con la comida, aunque de manera menos patológica.

Gestión de la Alimentación entre Comidas

Durante los periodos entre comidas, es común recurrir a la comida como recompensa o relajación, especialmente en situaciones de estrés o aburrimiento.

La pandemia del COVID-19 y los cambios en nuestra rutina diaria han amplificado estas conductas, lo que puede llevar a hábitos alimenticios poco saludables.

Escenarios

  • Pasar mucho tiempo en casa debido a confinamientos y teletrabajo.
  • Cuidado de niños y mayores, con tareas adicionales como deberes online.
  • Descuido del autocuidado, relegándolo a un segundo plano debido al cansancio y las prioridades.

Conductas

Las personas suelen recurrir a la comida para buscar recompensa y relajación, incluso poco después de haber comido.

Frases comunes en consulta incluyen «Me aburro, así que como» o «Estoy feliz/triste, así que como«.

Abordaje de estas situaciones

Es fundamental exponer al paciente la cadena de situaciones que desencadenan estas conductas y ayudarles a identificarlas en su vida cotidiana. Se les proporcionan herramientas para gestionar estas situaciones y se trabaja en superar las limitaciones que puedan surgir.

Propósito de reenfoque alimentario en Año Nuevo

Durante las festividades navideñas, es común socializar y celebrar con comida y bebida, lo que puede desencadenar hábitos alimenticios poco saludables.

Algunas personas prefieren comenzar cambios antes o después de las vacaciones, pero es importante encontrar el momento adecuado y estar preparado para comprometerse.

Recuerda que abordar las conductas relacionadas con la comida implica un trabajo emocional profundo que lleva tiempo y dedicación.

Es un proceso en evolución que requiere paciencia y comprensión.

Recuerda que si necesitas ayuda, puedes contactar conmigo en cualquier momento.